Ejercicios para relajar la mandíbula

El estrés mandibular se caracteriza por un dolor adormecedor e intenso dentro y alrededor de la oreja, que se extiende hacia un lado de la cabeza, la nuca o el cuello, y suele empeorar al masticar, bostezar o hablar.
La tensión nerviosa también está relacionada con el “Síndrome de la Articulación Témporo Mandibular” (ATM), que consiste en acumular la tensión en los músculos que se encargan del movimiento de la mandíbula.
Liberando la tensión de la mandíbula puedes conseguir relajación y disminución de contracturas y dolores en cuello, espalda o cabeza.

Los siguientes ejercicios sirven para tomar conciencia de la tensión que se acumula en la mandíbula y la boca, y para liberar esta tensión. Realice estos ejercicios lentamente, con movimientos pequeños y fáciles, con el mínimo esfuerzo posible, descansando cada cierto tiempo.

Sentado en una silla, bien apoyado en una posicion recta y cómoda, apoyando los pies en el suelo, la espalda en el respaldar, las manos en los muslos.

1. Boca cerrada, sin apretar los dientes, lengua relajada, dejando cierto espacio en el interior de la boca,  labios juntos sin estar apretados. Permita que la boca se abra, y alcance con el mentón hacia adelante, buscando que los dientes inferiores estén ligeramente más adelantados que los superiores. Después deje que la mandíbula vuelva a la posición inicial y descanse.

2.Permita que la boca se abra y desplaza el mentón de derecha a izquierda, de manera continua, sin forzar.

3. Deja que el mentón vaya hacia atrás, con los dientes inferiores ligeramente detrás de los superiores, dejando que el labio inferior se deslize detrás del superior.

4. Abra la boca y cierre la boca muy lentamente. Relaje la cara, el cuello, la garganta y la lengua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

videos de pilates

Loading...