¿Para qué sirven los relajantes musculares?

Los relajantes musculares tienen la función de aliviar esas molestias que se producen por la tensión en los músculos, debido a que poseen un efecto analgésico, que sirve para controlar el dolor y son además antiinflamatorios.
Serán de utilidad si padecemos, por ejemplo, alguna de estas lesiones comunes:
  • Esguince: Es una lesión o torcedura de los ligamentos (las estructuras encargadas de reforzar las articulaciones) de tobillos, rodillas, muñecas, codos, que se causa cuando una articulación es estirada o forzada de manera violenta.
  • Desgarre: Se produce cuando un músculo se contrae violentamente y rompe gran número de fibras, adquiriendo mayor temperatura. El dolor aparece de forma inmediata y aumenta cuando el cuerpo adquiere su temperatura normal.
  • Lumbalgia: Conocido como dolor de espalda, generalmente es consecuencia de estiramientos excesivos o contracciones de uno o varios músculos. El dolor sobreviene casi de inmediato y puede prolongarse durante varios días.
  • Torcedura: Ocurre cuando se rasga o estira en exceso algún ligamento, la zona afectada puede adquirir una tonalidad negra o azul.
  • Tendinitis: Es una inflamación de los tendones, muy común en codos, hombros, rodillas y tobillos. En los futbolistas profesionales suele presentarse en los abductores (músculos que permiten la elasticidad) de las piernas, esto se debe a que en forma constante debe ejecutar las acciones de correr, frenar y volver a correr.
  • Bursitis: Se trata de la inflamación que se produce en la bolsa que evita el roce de tendones con hueso o ligamentos y en la que se encuentra el líquido sinovial. Provoca distensión de la estructura, un intenso dolor intenso y limita los movimientos.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Entradas populares

videos de pilates

Loading...